Durante las tardes y noches de viernes y sábado, el casco histórico contará con 5 patrullas además del dispositivo ordinario, compuesto por entre 4 y 5 patrullas, junto con un furgón con 4 agentes para prevenir el botellón. En la mañana del sábado, también se reforzará la vigilancia, en previsión por el inicio de las actividades programadas en la Noche de los Museos.

La Policía Nacional se encargará también de reforzar la seguridad en el centro, de forma que entre ambos cuerpos cubran las calles San Francisco, Honda, Cañón, Aire, Cuesta de la Baronesa, plaza del CIM y adyacentes. Mientras que la Autoridad Portuaria vigilará en la zona de Cala Cortina para evitar posibles aglomeraciones.

En cuanto al litoral, al igual que se hizo el pasado fin de semana, la Policía Local destinará una patrulla a la zona del Mar Menor y otra a La Manga, que estarán respaldadas por la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil en la zona del Mar Menor y La Manga, prestando especial atención a la prevención del botellón en Las Dunas.

Los barrios y diputaciones contarán también con mayor presencia de Policía Local ya que dispondrán de 6 patrullas destinadas en exclusiva a los distritos.

En cuanto al domingo, se han destinado 4 efectivos municipales para cubrir el mercadillo de Cabo de Palos, así como 2 patrullas extraordinarias para las zonas de La Manga y Mar Menor.