FREMM constata que una parte de los conductores no arregla su vehículo aduciendo su antigüedad

0

La Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (FREMM) constató durante una campaña gratuita de revisiones de los elementos de seguridad del vehículo que una buena parte de los conductores desisten de corregir las deficiencias aduciendo su antigüedad. Confirmó que a mayor edad del vehículo más problemas y menor interés en la reparación. Ello explica que la antigüedad media de los vehículos implicados en accidentes mortales en 2019 en la Región de Murcia supere los 15 años.

En cooperación con la Dirección General de Tráfico, un total de 73 talleres de reparación de automóviles y neumáticos de FREMM ofrecieron el control gratuito de los principales indicadores de seguridad. En concreto, se realizaron un millar de revisiones, detectándose desgaste en el 75% de los amortiguadores; el 50% de los frenos y el 80% de los neumáticos, así como en el 60% de los elementos de alumbrado y señalización y el 20% en la dirección.

La mayor parte de los problemas detectados fueron subsanados, pero un porcentaje significativo desistió realizar la reparación, según comentaron a los medios de comunicación el presidente del Gremio Regional de Talleres de Reparación de Automóviles de la Región de Murcia (Gretamur), José de la Cruz López, y la presidenta del Gremio Regional de Reparadores y Vendedores de Neumáticos (Neumatimur), Remedios Bermúdez, además de contarse en el acto con la presencia de la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez Cayuela, del presidente de FREMM, Alfonso Hernández Zapata, y del secretario general de FREMM, Andrés Sánchez Gómez.

Plan Renove

FREMM cree que es urgente un nuevo plan renove en la Comunidad de Murcia para remozar un parque automovilístico donde el 80% de los turismos supera la década de existencia. De los 1,1 millones de vehículos que circulan por la Región de Murcia, alrededor de 840.000 superan los 10 años de antigüedad, siendo la media de edad por vehículo de 12,3 años, según datos del anuario estadístico de la Dirección General de Tráfico.

Una antigüedad que incrementa el riesgo de accidentes, supone una mayor contaminación medio ambiental y frena la actividad económica y, por tanto, el empleo, en un sector tan estratégico como la automoción, que concentra a 2.355 empresas murcianas, 10.300 trabajadores y aporta 1.250 millones de euros a la riqueza regional.

Por todo ello, desde FREMM se ha solicitado la puesta en marcha del Plan de Transición hacia la Movilidad Eficiente en la Región de Murcia 2020-2025. Un proyecto orientado a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y que pretende la renovación del parque de automóviles por vehículos menos contaminantes, teniendo en cuenta que los coches y furgonetas causan, en la Unión Europea, el 15% de las emisiones contaminantes a la atmósfera.

El Plan debería recoger, entre otras medidas, ayudas para la transformación de vehículos a GLP y un plan de achatarramiento plurianual, de un mínimo de 5 años, y que contempla incentivos tanto para la adquisición de vehículos nuevos como de ocasión, matriculados a partir de la entrada en vigor del protocolo de emisiones WLTP.

Una medida con gran respuesta

Los datos de siniestralidad motivan que el último Plan Renove se cerrara con éxito en la Región, permitiendo la retirada ordenada de 1.000 vehículos, y se desarrollen, asimismo, con gran respuesta entre las comunidades autónomas que lo tienen vigente, como País Vasco, Galicia y Navarra.

Unas medidas que no sólo inciden directamente sobre la seguridad vial y el medio ambiente, reduciendo las emisiones y el gasto energético, sino que benefician, de forma directa e indirecta, a los ciudadanos y su bienestar, considerándose prioridad por la Unión Europea.