Empresarios de la Región animan a contratar a personas con discapacidad intelectual y del desarrollo

0

Sólo dos de cada diez personas con discapacidad intelectual y del desarrollo en edad de trabajar consiguen empleo. El colectivo sigue estando maltratado por la falta de oportunidades y por eso Plena inclusión Región de Murcia ha recogido los testimonios de  empresarios de la Región que ya han contratado a estos trabajadores y que animan a otros directivos a darles un voto de confianza.  

Rubén Gallego y Rocío Las Marías, fundadores de Espacio Finca Alegría; Paco Marín, gerente del periódico La Tribuna del Noroeste; y María Cánovas, manager de Marketing y Producto en la empresa Newgarden son los protagonistas de los vídeos de este proyecto, que busca desmentir mitos y mostrar las ventajas de contratar a los trabajadores del colectivo. Por su parte, los empleados con discapacidad intelectual aparecen en los vídeos explicando cómo les ha cambiado la vida tener un trabajo y cómo se siente desempeñando su labor profesional.  

Porque más allá de los incentivos económicos que produce su contratación, los trabajadores con discapacidad intelectual y del desarrollo mejoran el ambiente laboral, aportan valores a la empresa y su rotación es menor. Además, los técnicos de las asociaciones vinculadas a Plena inclusión Región de Murcia les acompañan para facilitar su inserción y su adecuación al puesto de trabajo, además de realizarles un seguimiento periódico.

Los vídeos y los contenidos de esta iniciativa, que se ha titulado #DalesUnaOportunidad, se podrán ver en la cuenta de Youtube de Plena inclusión Región de Murcia, así como en todos sus perfiles de redes sociales. El proyecto cuenta con la colaboración de la Vicepresidencia y Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias, Política Social y Transparencia, gracias a la X Solidaria que los contribuyentes marcan en su Declaración de la Renta.

Plena inclusión Región de Murcia es una organización sin ánimo de lucro impulsada por miles de familias de asociaciones de diferentes municipios que luchan juntas por los derechos de las personas con discapacidad intelectual y del desarrollo desde hace 40 años. En la actualidad, integra a más de 3.000 familias, organizadas en 27 entidades, que gestionan 36 centros. Además, trabajan en estas entidades alrededor de 700 profesionales y colaboran más de 300 voluntarios.