El Ayuntamiento de Fuente Álamo estudiará nuevos sistemas de gestión de purines para modernizar el sector porcino

0

El Ayuntamiento de Fuente Álamo ha mantenido una reunión con el director general de producción agrícola, ganadera y del medio marino con el objetivo de analizar la situación de la ganadería y la agricultura en el municipio.

La reunión ha contado con la participación de la alcaldesa de Fuente Álamo, Juana María Martínez; del concejal de agricultura, ganadería, agua y tercera edad, Juan Lorenzo Soto; del concejal de servicios públicos municipales, interior y personal, Juan Pedro Vera; y del director general de producción agrícola, ganadera y del medio marino, Francisco José Espejo.

Los concejales han trasmitido al director general la preocupación del sector porcino del municipio de Fuente Álamo ante las numerosas noticias que se suceden en los medios de comunicación en relación al Mar Menor, así como el temor de que las malas prácticas que algunos ganaderos puedan estar llevando a cabo en sus granjas se traduzcan en críticas generalizadas que perjudiquen a todo el sector.

En este sentido, el Ayuntamiento de Fuente Álamo ha aprovechado para comentar su intención de estudiar alternativas a la gestión actual de purines, visitando otras zonas de España con tradición ganadera de porcino, así como sus plantas de gestión de purines, con el fin de analizar la viabilidad de esos sistemas para el municipio murciano. De esta manera, el consistorio de Fuente Álamo se ha comprometido a trasmitir las averiguaciones que se consigan con las asociaciones ganaderas del municipio.

Por otra parte, en el encuentro también se ha tratado la posibilidad de recibir ayudas de la PAC para la modernización del sector porcino.

Francisco José Espejo, director general de producción agrícola, ganadera y del medio marino, ha comentado las fechas previstas para la entrada en vigor de la ley de protección integral del Mar Menor y ha dado a conocer las variaciones y medidas urgentes que se están estudiando en relación a la actual ley 1/2018 de 7 de febrero.