DEJA QUE TE CUENTE: ” Pedro Marina Cartagena y la Semana Santa”, como cada viernes el artículo de Rocío de la Puente

0

 

Vivimos en tiempos de pandemia y como siempre te digo, estamos sacrificando mucho, pero hoy quiero centrarme en algo en concreto, algo para lo que queda poco, la celebración de la semana más importe para un cristiano, para un católico, la Semana Santa. Una semana que por segunda vez en mi vida me temo que no podremos más que sentir en nuestro interior, que tampoco es malo, ya que puede que nuevamente no podamos manifestar cada una de las sensaciones que en estos días nos invaden: de devoción, y de admiración y cariño a Cartagena… algo que cada año compartimos conjuntamente por todo lo alto, con belleza, elegancia y señorial porte.

Mi padre es católico practicante y cartagenero “consorte”, razones por las que su devoción a nuestra Semana Santa no haya hecho más que crecer desde que hace casi 40 años pisara por primera vez esta ciudad. Y ahora tiene dos razones más para crecer en esa devoción ante la adversidad de una pandemia que le obligó el año pasado a no dejar salir en procesión al San Pedro y este año vamos por el mismo camino. Desde la Guerra Civil esto no había ocurrido salvo que las condiciones meteorológicas lo impidieran. Lejos de desanimarle sabe que a la tercera va la vencida.

Como en años pasados, como en siglos pasados, llegará el momento en que, al ocaso en el cantil del Muelle Juan de Borbón en el Arsenal, los componentes del tercio sampedrista recordarán de nuevo a los caídos y, una vez arriada la bandera de forma solemne, poco después empezará la procesión en la que, contemplados por miles (no exagero) de Cartageneros, los operarios del Arsenal, siempre junto al marcial y bien adiestrado Piquete y la Banda de Música del Tercio de Levante de Infantería de Marina, acompañará a San Pedro en su trono por la calle del mismo nombre hasta la Plaza de Armas del Arsenal, colocarán el trono mirando hacia la residencia del Almirante y ahí será cuando el Presidente de la Agrupación, el Ayudante Mayor, en presencia de autoridades, invitados y tu pueblo pide permiso al Almirante para sacar a Pedro Marina Cartagena, al pescador, al príncipe de los apóstoles, al primer Papa y así poder participar en la procesión del día siguiente, el Miércoles Santo.

El Almirante aleccionará al santo pero también le rogará por Cartagena, por España y por sus gentes y, por último, le dará permiso con una advertencia más que centenaria: que esté de vuelta en las primeras horas del Jueves Santo ya que si no es así se procederá a su arresto hasta el año siguiente, cosa que suele ocurrir. Ya sólo nos queda ahora a todos imaginar esa bella y sentida secuencia mientras que el crepúsculo ves

San Pedro en la saliendo por la puerta del Arsenal de Cartagena

pertino se hace noche y comienza a destacar aún más la luminosa imagen de San Pedro con la mano en el pecho y su mirada hacia el cielo y hacia Dios. Con ganas de rezar y llorar ya solo queda el ¡Viva el San Pedro!

Su ruta será: Calle Real, Castellini, Puerta de Murcia y Plaza San Sebastián, donde los tercios de  del San Pedro, de Santiago Apóstol y San Juan se encontrarán y, continuarán como una única procesión pasando por la Calle Mayor, Cañón, Aire y finalmente la Iglesia de Santa María de Gracia, cuyo nombre procede de cuando el arcángel Gabriel resalta la pureza de María y le dice “Dios te Salve María, llena eres de gracia”. Al día siguiente, Miércoles Santo, como un trono más participará junto con todas las Agrupaciones en la Procesión.

Puede que este año no podamos vivir estos bellos momentos y si es el caso, te pido que reflexiones, que no decaigas y que lo sientas dentro de ti mismo, ya que la verdadera esencia nunca dejará de existir por más que guerras, lluvias o pandemias quieran impedirlo.

Tercio de penitentes de la Agrupación de San Pedro

No puedo terminar sin dar el toque “técnico”: “el trono que en la actualidad procesiona la agrupación data de 1969 y los trabajos de madera son obra del tallista Cartagenero Rafael Eleuteiro Aguilar, artista que completaría el trabajo en 1978 con La colocación de una greca en madera dorada en la parte superior de la plataforma metálica, con los escudos de Cartagena, Cofradía, Agrupación y Principado de Asturias en el centro de cada uno de los lados; en los laterales medallones de plata labradas en ellos escenas de la vida del Apóstol y la imitación de la Cúpula vaticana de Roma en la peana superior donde va colocada la imagen de San Pedro. En la actualidad va iluminado con 150 puntos de luz eléctrica con bombillas y focos alógenos, alimentado con 36 baterías, Las cuales van en un pequeño carro conectado por medio de cables, decorado con una barca fenicia a escala en madera, diseño de Mariano Lucas, electricista de la agrupación”.

Dicho esto, soy católica, amante de tu hermosa Ciudad, california y nuevamente, me siento orgullosa.

 

Rocío de la Puente Pérez

 

 

 

 

Artículo en exclusiva para Cartagena Diario.
Todos los derechos reservados.