Pilar Marcos
La formación política le pide a López que no sea continuista del PP y que se exija capacidad para enfrentarse de una vez a los grandes asuntos como el PGOU, HIDROGEA y LHICARSA

CTSSP: “Un Alcalde con miedo a las grandes concesionarias y constructoras es un Alcalde incapaz de regir una ciudad. Y en Cartagena llevamos más de un año de inercia, “continuismo” y dejación en aquellos grandes asuntos que tanto criticaba en la oposición”.

“Tenemos la magnífica ocasión de rehacer democráticamente el PGOU, que sea compartido y diseñado por todos los sectores de la sociedad y no sólo por los intereses y presiones de las grandes constructoras. Un Plan que sea conforme a los principios europeos de referencia para una ciudad sostenible y no que se limite a parchear una norma urbanística que se diseñó cuando la burbuja inmobiliaria. ¿Por qué huye nuestro Alcalde hacia adelante? ¿Por qué ningunea el Auto del TSJ que aclara la sentencia que anuló el PGOU y donde se explica claramente que “es nulo desde su inicio hasta su fin”? En el Pleno de este mes de julio, CTSSP (Podemos) preguntará al Gobierno por qué no agota todas las herramientas de que dispone el Alcalde, como es pedir un Dictamen al Consejo Jurídico de la Región de Murcia sobre la legalidad de revisar un nuevo Plan desde la fase intermedia de “aprobación Inicial”. Estas prisas no harán sino dilatar todavía más la obtención definitiva de un Plan al exponerse a demandas que lo vuelvan a tumbar”.

“Respecto del Agua, al Alcalde le vuelven a temblar las canillas al no acudir al Tribunal Supremo y dar cumplimiento a su jurisprudencia que dice claramente que es una “tasa” y no un “precio público”. ¿Se va a conformar con lo recientemente dictado por el Tribunal Regional y se someterá a HIDROGEA aceptando una exigua rebaja del 6%, cuando en Murcia la acaban de bajar un 20%? Debería ser valiente y empezar a tomar medidas para que en 2017 esté operativa la Ordenanza Fiscal del Agua, y si a HIDROGEA no le gusta, que acuda a los tribunales. Y que vaya más allá y recupere en el 2018 el servicio público de una vez, declarando la nulidad que desde PODEMOS hemos pedido vía recurso para que no se prorrogue otros 25 años la concesión. Llevamos un año sin saber cuánto nos cuesta el agua a los ciudadanos de Cartagena, lo que denota la incompetencia y falta de autoridad de este Gobierno”.

“Pero si lo de HIDROGEA es bochornoso, de LHICARSA ya ni hablamos. Tremenda es la situación que venimos arrastrando muchos años debido al expolio a los ciudadanos por parte de FCC, la mercantil que tiene el 90% de la concesión de limpieza y recogida de basuras y que mantiene un déficit de 21 millones anuales. El Alcalde lo sabe y no pone remedio, por lo que le pedimos que relea su programa electoral, que cumpla con sus promesas y defienda el interés general de los cartageneros”.