CSIF exige que se recuperen los 85 puestos de trabajo que se han perdido en el SEF

0

 

El sindicato ha exigido este viernes junto a CCOO y UGT en una manifestación frente a la Consejería de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía una respuesta inmediata respecto a estas ofertas de empleo

 

Este viernes las organizaciones sindicales CSIF, CCOO y UGT han exigido la recuperación de los 85 puestos de trabajo que se han perdido en el SEF en una manifestación frente a la Consejería de Empresa.

 

El cese de estos trabajadores que realizaban tareas esenciales para el cumplimiento de las políticas activas de empleo en el ámbito de la formación e intermediación laboral en las oficinas de empleo exige una respuesta inmediata por parte de la Administración regional y de su consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía.

 

En un modelo de cambio, que apuesta por la modernización de las políticas activas de empleo en que la formación a lo largo de la vida, la especialización de los trabajadores, la cualificación de los desempleados y el apoyo a los colectivos más desfavorecidos y vulnerables, así como el servicio a las empresas en tareas de intermediación laboral y entidades formativas, “el SEF no puede quedarse sin personal, debiendo pasar todas estas plazas a la estructura y RPT del Organismo, creándose al efecto las mismas” aseguran los sindicatos.

El cese de 15 Educadores de Intervención Social, que realizan funciones de seguimiento de la formación, 20 Auxiliares Administrativos que realizan labores en el apoyo a la programación de los cursos para desempleados, trabajadores de empresas, justificación económica y la gestión de los certificados de profesionalidad, 45 Técnicos de Gestión que hacen tareas de intermediación laboral, reclutando y buscando profesionales para las empresas en las oficinas de empleo y gestionando los planes de empleo de muchos municipios, además de 2 periodistas y 1 archivero es una pésima noticia que pone de nuevo al Gobierno Regional frente a sus contradicciones: predicar una cosa y realizar lo contrario, hablar de empleo de calidad y precarizarlo con sus actos.

El Gobierno Regional, la Administración Regional y la Consejería de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía han llevado al SEF a una aporía: la paradoja de que la administración que apoya los desempleados y empresas de la región (especialmente autónomos, con muy poca capacidad de llevar a cabo sus propios procesos de reclutamiento y selección y formación y que debe favorecer la contratación de desempleados) se quede sin personal y despida a la gente sin dar soluciones de continuidad solventes. Siendo una contradicción con la reciente reforma laboral que marca la conversión o la contratación del personal de manera fija.

“Si no se para el desmantelamiento del SEF el futuro se presenta negro para las políticas activas de empleo” aseguran desde los sindicatos. En los próximos meses se espera el cese por lotes de gran parte del personal del SEF, y a finales de 2022 el organismo autónomo puede ser inviable, sin capacidad de prestar servicios básicos o gestionar fondos europeos dirigidos a la formación.

En el SEF no sobra ni una sola trabajadora y trabajador para que se cumpla con los servicios de obligado cumplimiento que deben ofrecer como servicio público que marca la Ley de Empleo, la Cartera Común de Servicios del Sistema Nacional de Empleo, que obliga a los Servicios de Empleo a prestarlos a la ciudadanía, la Ley de creación del SEF, la reciente ley Orgánica de Formación Profesional, la Constitución en sus artículos 35 y 40 y la Carta Social Europea.