????????????????????????????????????

El Consejo Social de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) ha aprobado hoy el presupuesto para 2020, que asciende a 63.900.086,40 €. Se trata de la mayor cifra de la última década. La suma de ingresos y gastos se incrementa un 7,75% más que en 2019. Esta cantidad se traduce en un indicador de la importante actividad que está desarrollando la institución docente. El mayor incremento de cara al próximo año lo registran los gastos de personal y las inversiones en investigación e infraestructuras.

Personal tiene un aumento del 7,78% y asciende a 45,4 M€. Gasto corriente, se incrementa un 12,33%  y alcanza los 10,9 M€.

El incremento en el capítulo de personal se debe, por un lado, a la actualización del gasto para cubrir las necesidades reales de la institución, muy alejadas del acuerdo de financiación plurianual 2016/2020. También evidencia la necesidad de su renovación.

Respecto al gasto corriente, la UPCT sacará a licitación diferentes servicios y tareas de mantenimiento. Entre ellos, actuaciones de conservación de edificios históricos, vigilancia, instalaciones contraincendios o tratamiento informático. Son gastos imprescindibles para el funcionamiento de la infraestructura básica que conlleva la actividad docente e investigadora.

En el capítulo de inversiones, la UPCT destina alrededor de 1M € a las obras del nuevo edificio para la Escuela de Arquitectura y Edificación. 

Acción por el clima

De acuerdo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de acción por el clima  y energía asequible y no contaminante, así como ciudades y comunidades sostenibles, destacan inversiones en infraestructuras tecnológicas para renovar y conseguir una climatización más eficiente (530.000 €) y para instalar paneles fotovoltaicos (45.000 €).

Para avanzar en el ODS de educación de calidad, entre otras inversiones, los presupuestos destinan 161.000 € a la renovación de una parte de la red wifi y 22.000 € en herramientas para mejorar la docencia online.

Entre otras mejoras encaminadas a la calidad docente se encuentra una inversión de 200.000 € dedicados a la renovación de instalaciones, equipos y programas informáticos. 

Por su parte, los estudiantes recibirán 200.000 € a través de becas y ayudas sociales.

Respecto a las inversiones destinadas a avanzar en administración electrónica y simplificación administrativa, los presupuestos destinan 52.000 € para la implantación del desarrollo tecnológico que permitirá la trazabilidad electrónica de los procedimientos administrativos de la universidad, así como la infraestructura necesaria para digitalizar el fondo del Archivo General de la Universidad a través del proyecto SAUPCT, que gestionará el CRAI-Biblioteca. 

La investigación, innovación y transferencia de conocimiento también destaca por los ingresos procedentes de la Red de Cátedras. El presupuesto de 2020 prevé un incremento  del 13,5%, que se traduce en 90.000 € más en esta partida.

El año 2020 se estrena también con 50.000 € de los primeros presupuestos participativos, dedicados a desarrollar proyectos que recogen más de una veintena de propuestas de la comunidad universitaria decididos de manera conjunta.

Código Ético y de Buen Gobierno

Por otro lado, el Consejo Social, en el que hoy ha tomado posesión como miembro Pedro Pablo Hernández a propuesta de la Cámara de Comercio, ha aprobado el Código Ético y de Buen Gobierno que regirá para todos los miembros del Consejo Social y a las personas que colaboren con este órgano, a las que se exigirá que sus actuaciones sean legalmente válidas, éticamente aceptables, responsables y alineadas con los fines de la UPCT y los intereses de la sociedad.

El Código crea una Comisión de Reglamento y Cumplimiento normativo que podrá proponer la remoción de los miembros del Consejo Social que vulneren esta nueva normativa, que recoge principios éticos como la imparcialidad y la transparencia para salvaguardar el interés general.

Los miembros del Consejo Social estarán obligados a evitar comportamientos, aunque sea fuera del ámbito de este órgano, que dañen la buena imagen de la UPCT o menoscaben su patrimonio. También deberán cumplir plenamente con las exigencias legales y evitar incompatibilidades y conflictos de intereses, así como respetar el deber de confidencialidad.