Comunicado grupo de Profesores y PAS UMU Manifiesto “Cierva No”

0

Frente a la actitud mostrada por el Gobierno regional de encargar informes ex profeso a historiadores que afirman la supuesta no implicación de Juan de la Cierva en el apoyo al golpe militar del 36 contra el Gobierno republicano basándose en la pura creencia ideológica (como es el caso de Javier Guillamón de la UMU) o sin aportar prueba alguna (como es caso de Roberto Villa de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid), el Rector de la Universidad de Murcia debería mostrar su compromiso con la verdad y la democracia CONVOCANDO una BECA DE INVESTIGACIÓN para que historiadores debidamente seleccionados y acreditados investiguen en el ARCHIVO DEL DUQUE DEL ALBA la actividad de Juan de la Cierva en Londres. Se trata de un archivo muy poco estudiado y que revelará sin duda pruebas definitivas el apoyo de Juan de la Cierva a la sublevación militar del 36.
El Grupo Promotor del Manifiesto “CIERVA NO” espera que el Rector dé explicaciones convincentes en el Consejo de Gobierno del lunes, 26 de julio. Su explicación del pasado viernes, dada a través de la prensa regional, sobre que el rector no había sido quien solicitó el informe al profesor Javier Guillamón, que fue la Consejería quien contactó con él para pedirle que ese informe lo hiciera expresamente el profesor Guillamón, y no los especialistas de nuestra institución, “ya que el Gobierno regional quería un estudio favorable a la figura de Juan de la Cierva. El rector remitió dicha solicitud a este profesor, el cual decidió hacer el informe”. Aunque en la misma noticia el rector señala que no toma “parte ninguna en esta polémica”, lo que se deduce de sus propias palabras es que hizo de intermediario con la Administración para facilitar un informe positivo, consciente de que no era un especialista en la materia y no se buscaba un informe objetivo, sino que beneficiara a una parte. Lo mismo que si negacionistas antivacunas solicitaran al Rector un informe contrario a las vacunas y éste mediara con no especialistas para obtener dicho informe ad hoc.
En su descargo, el rector señala a la prensa que “el procedimiento utilizado se ha empleado en otras ocasiones, a raíz de los asuntos e informes que solicitan organismos e instituciones diversas”. Es lo que llamamos transferencia, y como bien sabe el Rector, se tramita a través de la OTRI y lo que conocemos como artículo 83. El profesorado a tiempo completo de esta institución podrá hacer informes y labores de asesoramiento con empresas y administración cumpliendo determinados requisitos: visto bueno del departamento y del Rector. Son muchas preguntas entonces las que quedan sin respuesta y que el rector deberá responder en el Consejo de Gobierno de la Universidad:
¿Autorizó el departamento que un no-especialista emitiera dicho informe? ¿Lo autorizó el Rector sabiendo que no era especialista en la materia? ¿En qué lugar queda nuestra universidad, la universidad pública de nuestra región, si cualquiera, al margen de su especialidad, puede emitir informes sobre cualquier materia bajo el amparo de la institución? Luján indicó a la prensa que “el decano y el departamento de Historia de la UMU están informados de la solicitud que hizo la Consejería”.
Igual esperamos que el rector enseñe en Consejo de Gobierno el expediente y la respuesta que tanto el departamento como Decanato y Rectorado emitieron para avalar la solicitud que la Consejería hacía señalando a ese investigador en concreto, Javier Guillamón.

Manifiesto “Cierva No” (https://forms.gle/eMWNyXQrN4QY98LaA