Ciudadanos culmina la supresión de los aforamientos en la reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia

0

. Ciudadanos ha culminado la supresión de los aforamientos para el presidente y los miembros del Consejo de Gobierno. El Congreso de los Diputados aprobó por una amplia mayoría -269 votos a favor, 73 abstenciones y ningún voto en contra- la reforma del Estatuto de Autonomía que suprime esta figura, “cumpliendo con nuestro compromiso de 2015 e impulsando la igualdad, al suprimir un privilegio anacrónico y que alejaba a los políticos de la ciudadanía”, ha afirmado el portavoz parlamentario naranja, Juan José Molina, quien ha mostrado su satisfacción por “la culminación de una de las banderas de Ciudadanos, que no es otra que lograr un país de libres e iguales”.

La reforma llegó por vez primera al Congreso en septiembre de 2017 después de que la iniciativa de Ciudadanos recabara la unanimidad de la Asamblea Regional, pero las sucesivas convocatorias electorales la fueron retrasando. El Pleno aceptó tramitarla por tercera vez el pasado mes de febrero y tras recibir luz verde por parte de la Comisión Constitucional, hoy se ha aprobado sin votos en contra. Murcia se suma así a Canarias en la supresión de los aforamientos, un camino que también han comenzado a recorrer los parlamentos regionales de Cantabria y Baleares.

Molina, quien ya defendió en la tribuna de las Cortes en febrero el espíritu de la reforma, ha remarcado que “el aforamiento una figura que difícilmente podemos considerar de protección para los parlamentarios, sino más bien un privilegio que supone un sistema de justicia paralelo con unas instancias superiores a la que deben ser enviados los aforados cuando son investigados”. Este recurso a instancias como el Tribunal Supremo o los Tribunales Superiores de Justicia acaba suponiendo “un ataque a Montesquieu y la separación de poderes, porque sus miembros son elegidos el Consejo General del Poder Judicial, cuyos miembros son a su vez elegidos por los partidos políticos”. A su juicio, “se cierra así un círculo en el que los políticos acabamos eligiendo a los jueces que nos pueden juzgar, lo que supone que seguirá habiendo resistencias a ceder el control político sobre la designación de los jueces, como demuestran los hechos”.

El diputado liberal ha explicado que el aforamiento “suponía también una falta de respeto al filtro realizado por nuestros jueces de base, que en los últimos años han defendido la dignidad de nuestro Estado de Derecho a costa de grandes sacrificios”. Molina considera que la remisión de la causa al órgano superior competente, aunque existan otros imputados no aforados, supone “una consecuencia perversa, ya que ‘arrastra’ a los no aforados a un tribunal superior, perdiendo su derecho a la revisión de su caso en una segunda instancia, lo que genera una clara discriminación respecto al resto de ciudadanos”.

No hay nada parecido en las democracias que nos rodean, donde esta figura es mínima o directamente no existe”, ha considerado el portavoz parlamentario de Cs, quien ha defendido que “la mejor manera de frenar el populismo y más en estos tiempos, es demostrar a la sociedad que sus representantes somos los primeros dispuestos a renunciar a privilegios”.