Beniel limpiará sus calles con agua de rechazo de la piscina municipal

0

Esta acción está enmarcada en la campaña contra la sequía que Sermubeniel y el Ayuntamiento de Beniel han puesto en marcha con actividades para concienciar a los vecinos de la localidad

Beniel es uno de los municipios que se ha sumado a la campaña contra la sequía diseñada por Hidrogea, que fue presentada hace unas semanas a nivel regional por la empresa de gestión de agua potable.
Una de las acciones a implantar para mejorar la eficiencia es el nuevo uso del agua de rechazo de la piscina municipal de Beniel para la limpieza de calles, el baldeo y el riego de las pistas deportivas. Con la reutilización de este caudal, se estima un ahorro aproximado de 760.000 litros de agua potable al año.

En el día de hoy Sermubeniel y el Ayuntamiento de Beniel han celebrado el lanzamiento de esta campaña con un taller de Aqualogía en el Colegio Río Segura de la localidad, al que han asistido la Alcaldesa Mari Carmen Morales, responsables de Sermubeniel y numerosos alumnos y profesores.

Técnicos de la empresa municipal han explicado a los asistentes, el ciclo del agua y el uso responsable del recurso, también se han repartido las botellas protagonistas de la campaña “El valor del agua”, cuyos mensajes para la concienciación de la sequía estarán presentes en las casas de los vecinos que se hagan con un ejemplar de esta botella y así colaboren en la lucha contra la sequía.
Tras la charla en el colegio, parte del equipo de la empresa y el Ayuntamiento se han desplazado a las instalaciones deportivas para ver la toma de carga de agua que será utilizada para la limpieza viaria y limpieza de colectores.
Reutilización de los recursos

Con el fin de optimizar los recursos hídricos disponibles en el municipio, el Ayuntamiento de Beniel y la empresa Sermubeniel, concesionaria de los servicios municipales, han llevado a cabo las actuaciones necesarias para habilitar un cargadero que permitirá aprovechar el agua sobrante de las piscinas municipales, y reutilizarla posteriormente tanto para el riego de las pistas deportivas, el baldeo y limpieza de las calles mediante las barredoras y camiones de limpieza con los que cuenta el municipio.

Se han habilitado varios depósitos prefabricados que permiten almacenar un total de 13.000 litros de agua proveniente del sobrante de las piscinas. Una vez recogida esta agua, no apta para consumo humano, es transportada y bombeada hasta el punto de carga habilitado en la fachada para que los distintos servicios municipales puedan hacer uso de la misma.