El Multacar, vehículo policial disuasorio utilizado para controlar los estacionamientos en carriles y doble fila lleva funcionando desde 2006, presenta graves anomalías de funcionamiento, y su reparación es compleja y costosa, puesto que su nivel de obsolescencia es bastante alto, por lo que se ha decidido renovarlo en el ejercicio 2020. La previsión del Gobierno municipal es incorporar 2 vehículos con sistemas de última generación.

Para la adquisición de estos y otros vehículos el ayuntamiento va a disponer en el presupuesto de este año de una partida de 421.778,16 euros, para mejorar el servicio que presta la Policía Local. La incorporación de 44 nuevos agentes de Policía Local el próximo mes de junio, unido a la necesidad de renovar los equipos obsoletos de movilidad y el vehículo policial disuasorio justifican la inversión.

Concretamente el Presupuesto 2020 incluirá una partida de 421.778,16 euros que permitirá la adquisición de 20 nuevos vehículos para mejorar el servicio de la Policía Local.

“Disponer de equipos de movilidad nuevos es esencial para dar un servicio óptimo a los ciudadanos. Los vehículos funcionan las 24 horas del día, por lo que su desgaste es considerable y se necesita la renovación continua, para atender todas las demandas en cada momento. Asimismo para completar la movilidad en las diputaciones necesitamos renovar la furgoneta de la unidad de la Policía Judicial de Movilidad (atestados) y disponer de otra furgoneta de traslados”, ha explicado el edil de Seguridad Ciudadana, Juan Pedro Torralba.

“La incorporación de nuevos agentes durante el año 2020 vendrá acompañada de la adquisición de 12 vehículos, 6 coches patrulla y 6 motocicletas, asimismo se incorporaran al servicio 4 vehículos todoterreno. El objetivo es llegar a todos los rincones del municipio en con las mejores prestaciones incrementando el número de servicios”, ha apuntado Torralba.

Con el fin de adaptar el servicio a las necesidades de la Administración Electrónica y la recepción o envío de documentos interadministrativos que exige la Ley, se va a proceder de manera progresiva a renovar los equipos informáticos en Distritos, Oficinas y Sala de Comunicaciones. “Queremos incorporar tablets para acceso a datos desde los propios vehículos patrulla y proceder a una ampliación de las unidades que permiten acceder a la aplicación de gestión de infracciones de tráfico GESSAN”, ha señalado el concejal.

Desde el Servicio de Seguridad Ciudadana se quiere combatir la conducción de vehículos a motor bajo índices de consumo de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas que se ha convertido en una infracción en aumento en los últimos ejercicios. El material para la realización de dichas pruebas, la cadena de custodia y el análisis de saliva, que se realiza por laboratorios homologados, es costoso pero resulta imprescindible, por lo que también se dotará al servicio con más herramientas para combatir está problemática.