foto logo región

Se podrá recibir un máximo de 200 euros mensuales y permitirá pagar hasta el 40 por ciento de la renta anual del alquiler

Las ayudas se concederán para el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2017 y su concesión se adaptará a la vigencia del contrato de alquiler de la vivienda

La Comunidad ofrece ayudas de hasta 200 euros mensuales para pagar el alquiler por un plazo máximo de 12 meses. Esta iniciativa se enmarca dentro de la línea de subvenciones del Plan de Vivienda de 2017, que suscribieron a finales del mes de julio el Ejecutivo regional y el Gobierno de España y que está dotada de 4,5 millones de euros para este año.

Las subvenciones se concederán para el periodo comprendido del 1 de enero al 31 de diciembre de 2017 y se calcularán por meses naturales, adaptando su concesión a la vigencia del contrato de alquiler de la vivienda.

De este modo, las familias podrán recibir un máximo de 2.400 euros al año, lo que supone hasta el 40 por ciento del alquiler anual de una vivienda. Estas ayudas solo se refieren al alquiler del inmueble y quedan excluidos el pago del garaje, el trastero y los gastos de comunidad, entre otros conceptos.

“Se trata de una ayuda muy importante a las familias con menos recursos económicos para acceder y permanecer en una vivienda”, afirmó hoy la directora general de Ordenación del Territorio, Arquitectura y Vivienda, Laura Sandoval, quien presentó la convocatoria de ayudas vigente en Caravaca de la Cruz a vecinos interesados en estas subvenciones.

Esta ayuda “garantiza que familias con pocos medios económicos puedan acceder a una vivienda, un derecho fundamental que recoge la Constitución al que destinamos nuestros esfuerzos para que todos tengamos las mismas oportunidades, todos avancemos y nadie quede atrás”, agregó.

Una ayuda que llega a muchas personas

La directora destacó que estas ayudas “son las más sociales porque llegan a muchas personas que lo necesitan”. En este sentido, recordó que en las dos últimas convocatorias se concedieron 3,4 millones de euros en subvenciones a 2.361 familias, compuestas por 6.867 personas, de las que 2.210 eran menores de 14 años.

Los ingresos medios anuales de los beneficiarios ascendían a 6.643 euros y afrontaban un alquiler medio de 322,71 euros mensuales. El 20 por ciento de estas familias eran numerosas, víctimas de violencia de género, personas con discapacidad, víctimas de terrorismo o afectadas por desahucios.