Arranca el plan de choque contra los mosquitos en las diputaciones, que requerirá el cierre de puertas y ventanas

0

El plan de choque contra los mosquitos en las diputaciones arranca esta semana con cuatro actuaciones que abarcarán la gran mayoría de poblaciones cartageneras. Se trata de un contrato específico del área de Descentralización, con el que se pretende disminuir la presencia de estos insectos. Así, en coordinación con la Concejalía de Sanidad, se ha dividido el municipio en cuatro zonas que abarcan las poblaciones del norte, el este, el oeste y el litoral oeste.

Los trabajos, que correrán a cargo de la empresa Control Natural de Plagas, comienzan la madrugada de este miércoles en Pozo Estrecho, El Albujón, Lomas del Albujón, La Aljorra, Miranda, La Aparecida, La Palma y La PueblaSe trabajará en las zonas verdes de las localidades y se actuará desde las doce de la noche hasta las ocho de la mañana, a fin de ocasionar las menores molestias a los ciudadanos y de que tengan la máxima eficacia posible. Requerirá el cierre de puertas y ventanas por parte de los vecinos.

Será la primera de las cuatro actuaciones de esta semana, a la que seguirán las intervenciones en :

  • Llano del Beal, Estrecho de San Ginés, El Beal, El Algar, Media Legua, Vista Alegre y Alumbres, durante la madrugada del miércoles al jueves.
  • San Isidro, La Magdalena, Residencial Buenos Aires, Molinos Marfagones, Barriada Hispanoamérica, Los Dolores y El Bohío, durante la madrugada del jueves al viernes
  • El Portús, Galifa, Cuesta Blanca, Perín, La Azohía e Isla Plana, durante la madrugada del viernes al sábado.

El teniente de alcalde y concejal de Sanidad, Manuel Padín, ha explicado que este plan de choque servirá “para incidir específicamente en las diputaciones cartageneras, lo que se sumará al trabajo de la empresa concesionaria del control de plagas que potenciará sus actuaciones en la zona urbana del municipio, así como en las playas del litoral este, con especial atención a la Marina del Carmolí, los terrenos de Lo Poyo y las Salinas de Marchamalo”.

Como ya ocurriera con la desinfección durante el inicio de la crisis sanitaria a causa del coronavirus, desde el Ayuntamiento se darán avisos a las poblaciones para que extremen las precauciones durante los días de trabajo. También los canales informativos del Consistorio darán información sobre las medidas a tomar y consejos, como cerrar puertas y ventanas, especialmente en zonas bajas que estén cercanas al área de fumigación; o no pasear por las zonas donde se hayan llevado a cabo los trabajos hasta las 12.00 horas del día siguiente, entre otros aspectos.

CUATRO ACTUACIONES MÁS 

El contrato suscrito por el Ayuntamiento y la empresa contempla cuatro actuaciones más en estas mismas zonas que se llevarán a cabo las semanas del 15 al 21 de juniodel 6 al 12 y del 27 al 31 de julio, y del 10 al 15 de agosto.

Los tratamientos que se realizarán mediante nebulización/pulverización ULV (ultra bajo volumen), siendo las materias activas a emplear piretroides de síntesis química (alfacipermetrina, cipermetrina y Deltametrina).

El objetivo marcado de este contrato es minimizar las problemáticas derivadas de la existencia o proliferación de poblaciones de mosquitos en los emplazamientos sujetos a control, asegurando su permanencia por debajo del umbral de tolerancia.

También determinar las zonas susceptibles de convertirse en reservorios para esta plaga en concreto, y por tanto objeto de control en nuestro entorno geográfico; así como permanecer alerta ante la aparición de nuevas especies. Finalmente, se busca evitar, prevenir, minimizar y gestionar adecuadamente los riesgos asociados a la actividad de gestión de plagas a desarrollar.