Esta mañana, el alcalde de Cartagena, José López (MC), han mantenido una reunión con representantes vecinales del barrio de Lo Campano, cita en la que también han participado el gerente de la sociedad municipal Casco Antiguo, Antonio García; técnicos municipales, y agentes sociales. Entre los mismos, miembros de Arquitectos sin fronteras ‘ASF’.

El encuentro ha transcurrido en el edificio administrativo de San Miguel. Durante el mismo, el alcalde y trabajadores municipales de Servicios Sociales han comunicado a los vecinos diversas iniciativas enfocadas a agilizar los procesos en esta área de gestión, al objeto de facilitar procesos, por ejemplo, a través del acortamiento de plazos en la presentación de ayudas.

Del mismo modo, los vecinos han conocido que el Ayuntamiento de Cartagena sigue responsabilizado y continúa asumiendo las ayudas en el pago del recibo del agua, en los casos pautados por Servicios Sociales. Los representantes del Gobierno local han querido poner fin a una serie de rumores infundados que no se ajustan con la realidad.

Necesidades en materia de viviendas sociales

La reunión ha continuado abordando la problemática en relación a las viviendas sociales existentes en el barrio, así como a la necesidad de otras tantas que satisfagan la demanda existente.

En este punto, Arquitectos Sin Fronteras ha explicado que la entidad maneja un informe en el que se detectan las principales debilidades de viviendas sociales en Lo Campano, documento que será contrastado con las conclusiones recabadas por el Ayuntamiento, al objeto de equiparar ambos, perfeccionarlos y hacer llegar a la CARM un texto definitivo sobre el panorama actual, ya que es la institución que tiene las competencias asumidas en esta área. Igualmente, a través de su gerencia, Casco Antiguo, se ha brindado a realizar un trabajo de diagnóstico acerca de las necesidades existentes en espacios públicos, labor que desembocará en una definición de prioridades.

El alcalde ha expresado a los vecinos su respaldo ante la difícil situación que atraviesan algunos de ellos, al tiempo de manifestarles su compromiso de transmitir y recordar a la autoridad competente sus obligaciones con los sectores de población más desfavorecidos.

Y es que, conviene recordar que, desde inicios del presente siglo, el Gobierno regional dispone de diversos terrenos, cedidos por el Consistorio, para la realización de viviendas sociales en el municipio. Hasta la fecha, en diecisiete años, la CARM ha construido siete alojamientos de este tipo, cifra ridícula e insuficiente ante la coyuntura actual.