Como afecta la drogadicción en el ámbito laboral 

0

La drogodependencia es una de las problemáticas que crecen más en nuestra sociedad. Además, hay drogas que están “normalizadas” en nuestro día a día esto hace que su consumo habitual camufle la dependencia a ellas de muchas personas, como es el caso de el alcohol.

 

La adicción no entiende de clase social ni de categoría laboral. Hay profesionales de todas las categorías con problemas de consumo de drogas y/o consumo de alcohol, por suerte existen tratamientos o terapias para curar adicciones en clínica de desintoxicación en Cataluña, tecnológicamente preparados para hacer una terapia de grupo a través de Internet, y donde ofrecen el mayor apoyo a los familiares de los pacientes, a través incluso de especialistas que llevan a cabo distintas intervenciones para ayudar a las familias de las personas adictas y que no saben como actuar ni qué hacer con ellas puesto que no reconocen la adicción, además los pacientes realizan al finalizar el tratamiento una encuesta de satisfacción que nos permite examinar y mejorar nuestro trabajo de forma permanente.

 

Cualquier drogadicción repercute en el individuo que la padece y se hace notar tanto en su vida personal como en la profesional. Los efectos que producen las drogas en la salud física y en la salud mental del adicto repercuten directamente en su desempeño del trabajo, en el de sus compañeros y, por supuesto, aumenta la siniestralidad.

 

 

 

¿QUE CONDUCTAS “DESCUBREN” AL ADICTO EN EL TRABAJO?

 

Hay ciertas actitudes en el puesto de trabajo que pueden ser indicadores claros de drogodependencia las cuales son detectadas y tratadas en un centro de adicciones :

 

  • Absentismo, aumento de ausencias injustificadas o justificadas.
  • Impuntualidad recurrente
  • Disminución de la productividad
  • Quejas constantes y diversas
  • Cambios de estado de ánimo
  • Conflictos con jefes y compañeros
  • Torpeza
  • Irregularidad en la productividad

 

¿CÓMO REPERCUTE LA ADICCIÓN DEL TRABAJADOR A LA EMPRESA?

 

La drogodependencia de un trabajador no sólo afecta a su desempeño, incide directamente sobre la seguridad de él y de sus compañeros y puede suponer una disminución de los beneficios de la empresa.

 

Entre otros, un trabajador adicto puede provocar:

 

  • Deterioro de la calidad de los productos fabricados
  • Errores en la introducción de datos en sistemas informáticos
  • Accidentes
  • Disminución de la Productividad
  • Aumento de costes

 

 

¿DROGAS PARA TRABAJAR?

 

Testimonios como los de Steve Jobs y Bill Gates acerca de la experimentación con los efectos de el LSD y atribuyéndole a éste el mérito de la innovación tecnológica, ha favorecido el crecimiento de el número de jóvenes profesionales que comienza a tomar pequeñas cantidades de drogas de laboratorio para “mejorar el rendimiento laboral”.

 

Estas prácticas, cada vez más habituales y normalizadas en nuestra sociedad, son altamente peligrosas, porque aunque el individuo comience con lo que se llama “microdosificación”, el organismo, como con cualquier sustancia, desarrolla una cada vez más tolerancia y, los efectos de aumento de resolución de conflictos, de concentración y de productividad son cada vez más difíciles de conseguir.

No obstante hay solución en un centro especializado, con profesionales cualificados, un método de trabajo exhaustivo, y  un entorno idóneo, en unos meses de tratamiento personalizado, la persona vuelve a la normalidad.