Acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox para la aprobación de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de 2020

0

“Gracias al esfuerzo, el diálogo, la generosidad y las alturas de miras, la Región de Murcia va a tener un presupuestos beneficioso para todos los ciudadanos”, ha afirmado el portavoz del Grupo Parlamentario popular, Joaquín Segado, tras firmar el documento que formaliza el acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox para dar la aprobación de los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de 2020.

Segado ha destacado que estamos ante unos presupuestos que serán buenos para “la creación de empleo, la sanidad, la educación, el Mar Menor y las políticas sociales” ha dicho.

El dirigente ‘popular’ ha recriminado la actitud del PSRM- PSOE y su secretario general,

Diego Conesa que “se ha dedicado a intentar boicotear el acuerdo utilizando todas las armas a su alcance, incluidas, las instituciones del Estado”. “A pesar de sus intentos, la Región de Murcia va a tener el presupuesto que merece”, ha añadido.

El documento suscrito por los portavoces parlamentarios de las tres formaciones, entre otros aspectos, recoge el compromiso de adoptar medidas fiscales de apoyo a las familias, especialmente a las numerosas, el refuerzo de la plantilla médica para atención primaria y la dotación de personal especialista para los servicios de hemodinámica del hospital de Santa Lucía en Cartagena. Se desarrollará un plan de apoyo a la maternidad y se aplicarán criterios más eficientes en las ayudas para combatir la pobreza, priorizando a las familias, personas con discapacidad y a los mayores.

Los tres formaciones también ha acordado reducir a lo largo de la legislatura los beneficios fiscales al juego y se abordará una nueva regulación de las subvenciones recogidas en la Ley de Participación Institucional.

Por otro lado, el documento refuerza la libertad de los padres a la hora de elegir la educación de sus hijos y se mantiene, en los mismos términos en los que se está aplicando desde el pasado mes de septiembre, la autorización de las familias para la participación de sus hijos en las actividades complementarias en los centros educativos.