Voluntarios repueblan con 300 plantas autóctonas un antiguo campo de tiro cercano al vivero forestal del parque regional El Valle

Alumnos y profesores del Instituto de Enseñanza Secundaria Ingeniero de la Cierva de la pedanía murciana de Patiño, en colaboración con familiares, amigos y con el equipo gestor del parque regional de Carrascoy y El Valle, plantaron recientemente unas 300 plantas autóctonas en un antiguo campo de tiro cercano al vivero forestal del citado parque.

La zona, que se encontraba degradada por la presencia de escombros y otros residuos, ha sido restaurada y complementariamente se ha emprendido su repoblación.

La plantación se enmarca en el proyecto ‘Apadrina un árbol’, como parte práctica de la asignatura de Economía, y no sólo ha servido para regenerar una zona contaminada, sino también para comprar libros para alumnos en situación desfavorable del instituto.

La iniciativa ha contado con el apoyo de toda la comunidad educativa del instituto Ingeniero de la Cierva, así como con el asesoramiento del equipo técnico del parque. Las plantas fueron cedidas por el vivero forestal.