El Grupo Municipal de Ciudadanos ha visitado la diputación cartagenera de Isla Plana para reunirse con las principales asociaciones de vecinos de  la zona y atender sus reclamaciones y necesidades. Los concejales de la formación naranja, Manuel Padín, Ana Rama y Alfredo Nieto, junto con la presidenta de la Junta Vecinal, María Dolores Díaz, estuvieron acompañados por los diputados regionales, Juan José Molina, y Luis Fernández para recoger todas aquellas actuaciones que escapan del ámbito municipal y trasladarlas al Gobierno regional. A la reunión han acudido representantes de la Asociación de Vecinos de La Azohía, la Asociación de Mujeres y de la Tercera Edad, la Asociación Torre Santa Elena, la Asociación para la Defensa del Entorno Natural de La Azohía (Adela), la Asociación de Vecinos de Playas de la Chapineta, y la Asociación de Vecinos Residentes en Playas de San Ginés.

Entre las los principales asuntos abordados, destaca las “condiciones tercermundistas” del espacio anexo a la Iglesia en el que se ubica tanto el consultorio médico como el local social, que es utilizado para algunas de estas asociaciones, la necesidad de ampliar la frecuencia de paso de la línea de autobús que parte de Isla Plana y La Azohía hasta Cartagena, o la creación de una pista polideportiva para ofrecer una alternativa de ocio saludable y positivo para los jóvenes.

Para el portavoz de Ciudadanos en Cartagena, Manuel Padín, “las condiciones en las que estas asociaciones vecinales se reúnen para mejorar el bienestar de la población y dinamizar con actividades la vida de los residentes y donde los pacientes esperan consulta son pésimas: el espacio es insuficiente, sobre todo en verano, los azulejos se desprenden y están sujetos con cinta adhesiva, hay problemas de iluminación, ventilación, y requiere un acondicionamiento inmediato”. Manuel Padín también se ha comprometido a solicitar que se aumente la frecuencia  de los autobuses, “sólo existe por la mañana un autobús con salida hacia Cartagena a las siete, quien tenga, por ejemplo, cita con el médico a las once está obligado a esperar tres horas; hay que hacer lo posible por mejorar la conexión entre Cartagena y estos núcleos de población, tanto a la ida como a la vuelta”.

Por su parte, la presidenta de la Junta Vecinal, María Dolores Díaz, ha vuelto a lamentar que todavía no estén instalados todos los bancos y papeleras que fueron comprometidos y asumidos con el presupuesto de este organismo de participación en diciembre de 2016 para Isla Plana, La Azohía, y El Campillo. Tampoco, a pesar de los requerimientos constantes de la presidenta, se han desbloqueado aún las autorizaciones pertinentes para la instalación de un mercado temático con motivos marineros en Isla Plana. La protección del paseo de madera frente a la Iglesia sigue también a la espera, a pesar de que la compra, por parte de la Junta, de aceite de linaza fuera realizada a finales de 2016.

Otro de los puntos debatidos fue la necesidad de que alguien gestione y ponga en valor la Torre de Santa Elena. Según el portavoz de Ciudadanos en Cartagena, Manuel Padín, “resulta llamativo y descorazonador que este importante patrimonio cartagenero, que se encuentra en muy buenas condiciones, esté tanto años sin la supervisión y la gestión de alguna entidad que controle su acceso, mantenga su estado y organice visitas guiadas”. El portavoz de la formación naranja no entiende “que todo ese potencial turístico que existe en esa parte de Cartagena que es la Azohía, no esté siendo aprovechado para nuestro beneficio cultural, o para promover el senderismo”. El portavoz de la formación naranja asegura que “a pesar de que presentamos una propuesta en el Pleno que fue rechazada seguiremos buscando otras fórmulas para proteger y disfrutar este formidable tesoro”.

El presidente de la Asociación Torre Santa Elena invitó a los concejales y diputados de Ciudadanos a conocer la nueva biblioteca que este colectivo ha instalado en su sede.

Almadraba

Tras la reunión con los colectivos vecinales, tanto los concejales como los diputados de Ciudadanos se interesaron por conocer los detalles de ese antiguo arte de pesca que es la almadraba, y tuvieron la oportunidad  de intercambiar impresiones con el presidente de la empresa Almadraba La Azohía, Juan Paredes. Durante el encuentro, Paredes trasladó a la comitiva ciudadana la necesidad de arreglar el suelo de la chanca, un depósito de troje para curar el pescado.

Por su parte, Manuel Padín, aseguró que “todos los esfuerzos que podamos hacer desde el Ayuntamiento de Cartagena y la Comunidad son pocos para poner en valor, y difundir este maravilloso arte de pesca; debemos convertirlo en uno los pasos irrenunciables de la red  de itinerarios ecoturísticos de la Región de Murcia”.