La directora-gerente del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), Verónica López, asistió hoy a la entrega de diplomas del curso de formación ocupacional en albañilería del programa de empleo de la asociación Betania, y destacó que la Comunidad destinará este año 3 millones de euros a mejorar la empleabilidad de colectivos en riesgo de exclusión.

Además de acciones dirigidas a la inserción laboral, los itinerarios incluyen actuaciones destinadas a promover la adquisición de hábitos y competencias personales y laborales, superar dificultades y acompañamiento social durante todo el proceso. Está previsto que unas 3.000 personas en riesgo de exclusión puedan participar en estos programas para encontrar empleo.

Verónica López afirmó que “facilitar el acceso a un empleo a las personas con mayores dificultades para entrar en el mercado laboral es un objetivo prioritario del Gobierno regional, que llevamos a cabo de manera coordinada con todas las organizaciones que desarrollan los programas de mejora de la empleabilidad”.

“Las personas en situación de riesgo o exclusión social presentan dificultades añadidas, que les sitúan en desventaja, por lo que es necesario complementar las acciones encaminadas a la inserción laboral, con actuaciones dirigidas a promover la adquisición de competencias personales”, añadió.

López destacó que “se realiza el acompañamiento individual a lo largo de todo el proceso de promoción personal, formación e incorporación al mercado laboral de los participantes en los mismos y se le da especial relevancia al trabajo en red”.

Para la elaboración, desarrollo y seguimiento de estos itinerarios se establecen mecanismos de coordinación con los servicios sociales de atención primaria, así como con otras entidades, públicas y privadas, como las oficinas de empleo y las de juventud de la zona.

“Cuando la persona avanza en el itinerario se deriva al servicio de orientación del SEF, como puerta de entrada a los recursos normalizados de empleo y que continúe su itinerario de inserción laboral”, explicó López.

Al respecto, se está elaborando un protocolo de coordinación para la inserción sociolaboral de personas en riesgo o situación de exclusión social, entre servicios sociales, empleo y el tercer sector.

Líneas de ayudas

Para llevar a cabo estos programas se cuenta con dos líneas de ayudas dirigidas a entidades sin ánimo de lucro del ámbito social, que cofinancia el Fondo Social Europeo durante el periodo 2014-2020 con más de 17 millones de euros y con las que se prevé atender a casi 20.000 personas.

El pasado 14 de julio se publicaron las convocatorias de ambas líneas de subvención, cofinanciadas en un 80 por ciento por el Fondo Social Europeo. Así, los programas destinados a la integración socio-laboral y a la mejora de la empleabilidad de personas en situación o riesgo de exclusión social o con especiales dificultades cuentan con una dotación de 1.925.000 euros, mientras que los programas de mejora de la empleabilidad dirigidos a jóvenes en situación o riesgo de exclusión social, beneficiarios de la garantía juvenil, cuentan con un millón de euros.