Podemos consigue que se pueda incluir el cultivo del cannabis dentro del ámbito agrícola

1
42

del ámbito agrícola

María Ángeles García Navarro, diputada regional, ha explicado que una de las enmiendas que Podemos ha introducido en la iniciativa es la de crear una Ponencia en la Asamblea para analizar técnicamente cuál es la función de las asociaciones y clubes de cannabis a la hora de regular su cultivo en el mundo de la agricultura y su dispensación.

 

García Navarro ha asegurado que esa Ponencia se va a crear dentro de la Comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua. El objetivo es que se estudie el papel de las asociaciones y clubes sociales de cannabis como “herramientas de reducción de riesgos aparejados al consumo de cannabis y que se contemple la posible regulación de otros posibles usos, como el de ocio, y en el ámbito de la agricultura como un producto agrícola más”.

La diputada de Podemos ha señalado que los enfermos “con dolores crónicos, que sufren la quimioterapia o tienen enfermedades terminales, recurrían a los clubes sociales para usar el cannabis como medida paliativa. Si bien, desde 2013 la Fiscalía les ha cerrado esta puerta y considera esta actividad delictiva, con lo que conducen a estas personas al mercado ilegal y les lleva a convertirse en enfermos delincuentes”.

Por eso, María Ángeles García Navarro ha afirmado que el trabajo de la Ponencia debe centrarse en “estudiar la labor de estos clubes para que puedan ofrecer cannabis con garantías como uso medicinal. Para ello, apostaremos desde Podemos para regular el cultivo en el ámbito de la agricultura y el autocultivo”.

Además, la enmienda de Podemos aprobada en Pleno, insta al gobierno de Rajoy a que se realicen las modificaciones legislativas oportunas para regular el autocultivo para uso personal, dado que el Tribunal Supremo ha reconocido que no tiene trascendencia penal. Al igual que pedimos, ha concluido la diputada del Grupo Parlamentario Podemos, que se tenga en cuenta que “no es sancionable siempre que sea para este fin y no esté ubicado en un lugar visible al público”.

Por ello, García Navarro, ha dicho que “hay que seguir avanzando en la posible regulación desde planteamientos respetuosos con los derechos humanos, la evidencia científica, y la necesaria protección de colectivos vulnerables”