Juan José Molina, diputado regional de Ciudadanos, ha mostrado su satisfacción “porque está demostrado, a través de informes médicos, que los efectos del cannabis son beneficiosos para combatir determinadas enfermedades, por lo que si se produce la regulación de su uso medicinal muchos pacientes mejorarían su nivel de vida”.

En este sentido, Molina ha resaltado “que el cannabis ayuda a combatir las crisis convulsivas de la epilepsia; facilita la ganancia de peso a través del aumento del apetito en enfermedades que causan un gran desgaste físico como el SIDA; previene las nauseas y vómitos que se producen en algunos tratamientos oncológicos; o ayudan a contener los dolores de las esclerosis múltiple”.

El diputado de Cs ha argumentado que los tratados internacionales indican que el uso del cannabis en terapia medicinales es absolutamente legal, y ha recordado que está regulado en cinco Comunidades Autónomas. “Además, el artículo 51 de la Ley 29/2006 de 28 de julio de garantías y uso racional de medicamentos regula la venta de plantas tradicionalmente consideradas como medicinales, sin necesidad de que se vean sometidas al desarrollo farmaceútico que requiere un medicamento, aunque sí sería aconsejable la creación de un protocolo específico sobre el buen uso y la calidad del cannabis para conseguir las finalidades que se buscan”.

La iniciativa de Ciudadanos contempla regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapeúticos con cannabis y derivados, bajo estricta indicación y supervisión médica para aquellas patologías en las que el facultativo lo considere indicado; regular las especificaciones legales y técnicas para el cultivo controlado de este producto; establecer puntos de venta controlados para evitar un uso fraudulento o ilegal del cannabis; y realizar un sistema de evaluación de la calidad de vida de los pacientes tratados.