La consejera Noelia Arroyo presenta en la Asamblea Regional el documento inicial del Plan de Gobierno Abierto

0
29

“El Gobierno regional quiere ciudadanos activos y comprometidos con la vida pública”, aseguró la consejera de Transparencia, Participación y Portavoz, Noelia Arroyo, durante su comparecencia a petición propia en la Asamblea Regional para presentar el documento inicial del Plan de Gobierno Abierto, que sitúa a la Región de Murcia a la vanguardia en materia de participación, colaboración institucional y transparencia, y coloca a los ciudadanos en el centro de la toma de decisiones.

“Deseamos que los ciudadanos se impliquen en la vida pública. No sólo que tengan la información sobre las decisiones que tomamos y los asuntos que les afectan, sino que se comprometan y participen de forma activa”, señaló Arroyo. “Con este plan vamos a ampliar y consolidar medidas en materia de participación y transparencia con el propósito fundamental de profundizar en el buen gobierno, la rendición de cuentas y en la evaluación de las políticas públicas”.

Desde que se puso en marcha al Ley de Transparencia han accedido a la información publicada en el Portal de la Transparencia 445.000 personas, que se han descargado más de 350.000 ficheros. Además, cerca de 15.000 personas y 700 entidades han formado parte de los procesos participativos que se han realizado.

“La implicación de los ciudadanos es un propósito fundamental de este plan”, subrayó la titular de Transparencia, quien se mostró convencida de que el documento, que sumará aportaciones de toda la sociedad, “repercutirá en una mayor confianza de los ciudadanos en las instituciones y en los representantes públicos”.

De esta forma, “el Gobierno regional quiere involucrar al máximo número de participantes para la formulación de medidas y actuaciones a incluir en este plan, con el fin de que refleje al máximo las demandas de la sociedad”.

La Comunidad incorporará las aportaciones de la Asamblea Regional al Plan de Gobierno Abierto, que se sumarán a las que ya realizaron los empleados públicos de la Comunidad, que se recabaron a través de una consulta en el mes de julio, y a las de expertos en la materia.

Igualmente, se incluirán las de más de 3.800 entidades y asociaciones de todas las áreas, consejerías y centros directivos, la Red de Municipios por la Participación Ciudadana, Consejo de Transparencia de la Región de Murcia, y todos los ciudadanos que deseen participar a través de la consulta pública abierta a través del Portal de la Transparencia.

“Nuestro objetivo es lograr una mejora de la calidad de gobierno y, por tanto, de la democracia, y una mejor comunicación de la actividad gubernamental y de servicio público, que permitirá difundir una cultura avanzada de transparencia y rendición de cuentas en la Región de Murcia”.

Arroyo recordó que la Comunidad ha desarrollado diversas herramientas para fomentar la cultura de la participación y la transparencia, como la iniciativa Integral para la Transparencia de la Comunidad (2014), la Oficina de la Transparencia y la Participación Ciudadana, la Ley 12/2014 de Transparencia y Participación Ciudadana, la Red Regional de Municipios para la participación ciudadana (2015), el Portal de Transparencia y Gobierno Abierto, el portal de Datos Abiertos o los Presupuestos Participativos (2016).

Ejes del plan

La titular de Transparencia señaló que el documento inicial del Plan de Gobierno Abierto incluye 90 medidas en torno a siete ejes: transparencia y derecho de acceso, participación ciudadana, colaboración, datos abiertos, buen gobierno, evaluación de políticas públicas y difusión y fomento del gobierno abierto.

Entre ellas se encuentran iniciativas como el programa anual de participación, los presupuestos locales abiertos, el registro de lobbies, el código ético de altos cargos, la guía de datos abiertos, el Consejo Asesor de Participación Ciudadana y la guía del derecho a la información.

Además, cada eje tiene un objetivo concreto. Así, la participación, que los ciudadanos decidan en los asuntos públicos; los datos abiertos, generar empleo y oportunidades para todos; la colaboración, difundir la cultura de la participación y la transparencia en los ayuntamientos, universidades, sindicatos y otras instituciones regionales; el buen gobierno, impulsar la ética, la integridad y la rendición de cuentas; la evaluación de políticas públicas, poner la acción de gobierno al servicio de las personas; y la transparencia, que toda la información esté al alcance de los ciudadanos.