Inicio obras emergencia Desaladoras San Pedro del Pinatar y Torrevieja

0
71

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha iniciado obras de emergencia para incrementar el uso de las desaladoras de San Pedro del Pinatar y Torrevieja de la Mancomunidad de los Canales del Taibilla  por un importe de 2,1 millones de euros.

 

Esta actuación forma parte del conjunto de actuaciones para incrementar el rendimiento y uso de un total de seis desaladoras, Alicante I, Alicante II, Torrevieja, San Pedro del Pinatar, Valdelentisco y Águilas, con una inversión global de 11,5 millones de euros.

 

Las obras para incrementar el uso de las desaladoras de San Pedro del Pinatar y Torrevieja abarcan la ampliación de la capacidad de transporte del sistema hidráulico Vistabella-Torrealta-Murcia (2,1 millones de euros).

 

También la automatización e integración en el centro de control centralizado de Cartagena del sistema hidráulico de transporte Vistabella-Torrealta-Murcia-Canal de Murcia para que la explotación se realice con la máxima garantía optimizando el consumo de agua desalada (2,6 millones de euros), y la prolongación de las conducciones de distribución por gravedad desde el depósito de Vistabella a zonas cercanas en la actualidad no conectadas, con el objetivo de ampliar la zona de influencia de las desaladoras a aumentar su uso (1 millón de euros).

 

MEJORAR EL SERVICIO QUE ABASTECE A MÁS DE 80 MUNICIPIOS

Las obras de emergencia para incrementar el uso de agua desalada en la Mancomunidad de los Canales del Taibilla beneficiarán a más de 2,5 millones de personas de 80 municipios a los que sirve la Mancomunidad. En concreto, 43 son de la Región de Murcia, 35 de la Comunidad Valenciana y 2 de Castilla – La Mancha.

 

Estos municipios, además, ven incrementada su población hasta superar los 3 millones de personas durante el verano con la llegada del turismo, por lo que las obras permitirán atender las demandas generadas por ese aumento de población y las necesidades del sector turístico, uno de los que más contribuye a la generación de riqueza y empleo en España.

 

Las obras en la distribución de estas seis desaladoras incluirán desde mejoras de la regulación de los canales, conectando sus ramales a los sistemas de agua desalada; ampliaciones en la capacidad de transporte, o prolongaciones de conexiones existentes.

RESPUESTA A LA SITUACIÓN EXCEPCIONAL DE SEQUÍA

Las obras se enmarcan en los Reales Decretos de sequía del Segura y del Júcar, en vigor desde mayo de 2015, que permiten al Gobierno arbitrar medidas excepcionales para minimizar los impactos ambientales sociales y económicos que se producen en situaciones de sequía.

 

Las actuaciones ya en marcha permitirán a La Mancomunidad poner a disposición de los usuarios  más agua  con la que afrontar la escasez de recursos procedentes del Acueducto Tajo-Segura y la reducción de los del río Taibilla, aunque el abastecimiento a la población se está atendiendo en la situación actual en todo momento.

 

Las obras dan una respuesta a una situación excepcional de sequía en regiones en las que la elevada demanda por el turismo se une a las necesidades de los agricultores.

 

Las obras iniciadas permitirán, por tanto, incrementar el uso de agua desalada de las plantas desaladoras de la propia Mancomunidad de los Canales del Taibilla (Alicante I, Alicante II y San Pedro del Pinatar), así como de las ejecutadas por la sociedad estatal Aguas de las Cuencas Mediterráneas (Acuamed) y que cuentan con convenio de suministro con la Mancomunidad (Torrevieja, Valdelentisco y Águilas).