El presidente de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Antonio Sevilla, junto al director general del Instituto de Turismo, Manuel Fernández-Delgado, han inaugurado el ‘Cartagena Cruise Forum 2017’ en el que se puso de manifiesto el crecimiento de la llegada de cruceristas a la Región que ha pasado en los últimos nueve años de 35.000 a 230.000, con un crecimiento interanual del 20% en los dos últimos años.

 

Sevilla ha indicado que “el Puerto de Cartagena es una infraestructura fundamental para la Región de Murcia, para sus ciudadanos y su desarrollo con un gran impacto social y económico, y las actuaciones que ha puesto en marcha, entre ellas la promoción turística, tienen como objetivo hacer una Región mejor preparada para afrontar los retos presentes y futuros”, en la jornada organizada en Cartagena que ha reunido a más de 200 profesionales del sector.

La actualización constante de la actividad y de las instalaciones para responder adecuadamente a los cambios continuos que experimentan todos los mercados, y con más incidencia el sector cruceros, así como el impulso de proyectos e iniciativas son necesarios para adecuarse a las demandas de los cruceristas, así se ha puesto de manifiesto por los ponentes que, de la misma forma, han señalado que el esfuerzo ha de ser conjunto con el tejido empresarial, comercial y cultural para hacer de Cartagena un destino atractivo al turismo de cruceros.

El pasado año los cruceristas supusieron casi el 19% del turismo extranjero que llegó a la Región, fueron 187.000 turistas en 120 cruceros los que llegaron, siendo en su mayoría británicos (50%) y norteamericanos (25%), seguidos por los alemanes, italianos y franceses, lo que supone un crecimiento interanual del 20% continuado en los últimos tres años que nos han consolidado como el octavo puerto de España en cruceros.

Las previsiones de este año son la llegada de 230.000 pasajeros en 150 buques que sobrepasará la cifra de cruceristas alcanzada en 2016, lo que supone un crecimiento interanual del 24,3%. Hasta la fecha han sido 143 cruceros los que han llegado con 218.000 pasajeros.

Consolidar este tráfico es el objetivo de la Autoridad Portuaria en los próximos años por lo que es imprescindible invertir en infraestructuras e instalaciones, además de desarrollar una importante labor comercial para que las grandes navieras incluyan a Cartagena en sus rutas. “La última ampliación de la terminal de cruceros, con una inversión de 4,9 millones de euros, ha supuesto un gran salto cualitativo, ya que permite la llegada de hasta dos buques de 330 metros de eslora de forma simultánea y el desembarco de hasta 7.000 personas en el muelle Alfonso XII, y acciones conjuntas con el resto de organismos y empresas ha puesto a Cartagena entre los cinco destinos mejor valorados del Mediterráneo”, ha añadido Sevilla.

 

Asimismo, el director del Instituto de Turismo animó a las empresas regionales presentes en este evento a creen nuevos paquetes  de excursiones para extender el beneficio que dejan los cruceristas a otros destinos de la Región más allá de Cartagena.

 

“Cartagena ha consolidado una red de servicios en tierra capaz de garantizar la satisfacción de los cruceristas, lo que aporta ingresos muy importantes a los pequeños comercios, creando sinergias con otros sectores como el transporte o la hostelería y la restauración, pero es posible extender estos beneficios al resto de la Región”, aseguró el director general del Instituto de Turismo.

 

En este sentido, la creación de excursiones que sean capaces de dotar de un valor diferencial al destino se presenta como uno de los recursos más eficaces, ya que por un lado pueden seducir a la las navieras para que programen el Puerto de Cartagena, aumentando aún más el tráfico en los meses de invierno y, por otro, generar beneficios en un área que no sólo se limita al puerto.

El ‘Cartagena Cruise Forum 2017’  está dirigido a profesionales del sector portuario, industria auxiliar, agencias de viajes, instituciones relacionadas con la promoción turística, así como servicios hoteleros, guías, restaurantes, museos, taxis, comercios y, en general, todos aquellos servicios que puedan beneficiarse de la llegada de pasajeros de cruceros a Cartagena.